En las buenas y en las malas…

Bien lo mencionan al momento de la ceremonia: “En lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad”. Si no estás segura de querer estar con esa persona en caso de que se quede sin trabajo, de que por alguna circunstancia no esté saludable y no estés dispuesta a sacrificarte si algo le pasa, busca a una persona a la que si quieras entregarle lo mejor de ti en todo momento para que puedas estar feliz y plena incluso cuando no tengan ‘ni qué comer’.